Noticias

Un sanitarista cuestionó a la oposición por poner en dudas la política sanitaria y crear riesgos para 45 millones de argentinos

El médico sanitarista Jorge Rachid hizo un repaso de los movimientos sanitarios, la respuesta social en torno a la pandemia y el comportamiento de la oposición política. “Hubo un relajamiento grande en el país, en un tiempo donde el resto de los países latinoamericanos están con un incendio epidemiológicos de proporciones, como en Brasil donde ya el colapso no es de las clínicas, sanatorios y hospitales sino que el colapso es de los cementerios. Pero parece que los únicos que no nos enteramos somos nosotros que creemos que podemos seguir pastando en una pradera que se incendia”, dijo en radio “Costa Paraná”. Además cuestionó el ataque sostenido de la oposición política a las medidas sanitarias en el mismo momento de la pandemia, poniendo en riesgo la salud de 45 millones de argentinos.

Rachid, que es asesor del Ministerio de Salud de Buenos Aires, sostuvo que “la presencialidad o no en las escuelas responde a los mapas epidemiológicos, pero hay que discutir la educación y no hay que meter la presencialidad para desconocer cuestiones epidemiológicas tan firmes como la tasa de incidencia que determina el cierre total como hizo Inglaterra, Francia, Italia, Japón, Israel y Estados Unidos. Nos quieren meter una discusión por la ventana cuando lo que hay que discutir la educación. Y hoy tenemos el Garrahan y el Gutiérrez con una cantidad de niños que está llevando al colapso en camas pediátricas”.

“Nosotros estamos trasladando personas porque no hay camas en la ciudad”, afirmó en diálogo con la radio municipal de Paraná.

En la entrevista mantenida con el programa “Para empezar”, el médico trazó el estado de situación en el país y afirmó, categórico, que “en ningún país del mundo, la oposición institucionalizada atacó las políticas sanitarias en el momento mismo de la pandemia, que deben ser sagradas”.

“Hay falsas discusiones y falsos ejes que han deteriorado la confianza pública en la política sanitaria. Y eso -continuó- viene desde el inicio de la pandemia, siempre estuvimos los médicos, los sanitaristas, los epidemiólogos e incluso quienes gobiernan combatiendo en tres frentes. El primero, reconstruir el sistema sanitario destruido, arrasado. El segundo fue abastecer: se hicieron cinco viajes en barco desde China, 42 viajes en aerolíneas, se hicieron 12 hospitales para combatir la pandemia. Combatimos la pandemia para bajar la curva y dio resultados, pero no se debe festejar porque hubo muertos, como sabíamos que iba a haber, y no hubo colapso social. Pero pasado ese tiempo, hubo un relajamiento a partir de la presencialidad en las escuelas y el 17 de febrero pasó a haber una presencia de millones de personas alrededor de las escuelas y eso impacta en el transporte público. Y cuando se bajan los protocolos hay más gente en la calle y la gente cree que estamos en una nueva normalidad”.

Un sanitarista cuestionó a la oposición por poner en dudas la política sanitaria y crear riesgos para 45 millones de argentinos La población general fue relajando las medidas de cuidado sanitario aún cuando la pandemia tiene plena presencia en el mundo entero.
Jorge Rachid

Para Empezar

Lunes a Viernes / 07:00 - 09:00

Viviana Isasi y Roberto García