Noticias

Tery habló sobre el disco de su nueva banda, “Arde la sangre” y se refirió al legado que le dejó “Carajo”

“Arde la sangre” presenta su álbum debut titulado “La cura”, que ya está disponible en todas las plataformas. Para referirse al trabajo con la nueva formación, su cantante, compositor y guitarrista, el mismo que integró antes “Carajo”, Tery, contó acerca de esta nueva etapa. “Para nosotros, la música es como un antídoto que nos salva y donde ponemos las energías, el corazón, las historias, por donde transitamos nuestras vidas y por donde canalizamos”, dijo a radio “Costa Paraná”.

Tery, a quien sus documentos personales identifican como Hernán Marino Langer, habló sobre el trabajo que lanzó junto a la banda “Arde la sangre”. La charla comenzó con referencias al nuevo disco. Por ejemplo sobre la gran cantidad de temas que reúne este álbum, que son 14. “Cuatro de las catorce son versiones de estudio, que fue lo primero que hicimos. Pero además necesitábamos generar un repertorio, con lo cual era para nosotros vital este momento. No sé si en otro disco nos vamos a embarcar en catorce canciones”. “La canciones salieron cuando nosotros le estábamos dando la génesis a la banda”, referenció, para agregar: “nos vimos con esas catorces ideas, las laburamos y un momento pensamos no dejar afuera nada y por eso se transformó en el disco que es”.

El título del disco, sexto en el haber artístico de “Arde la sangre”, es “La cura”. Fue ahí que contó que el nombre no refiere al contexto de pandemia en el que se zambulló el mundo, pero que ese contexto lo reformula íntimamente. “Dimos bastantes vueltas con el nombre. La Cura es el antiguo nombre de una de las canciones, que es Ilustre asesina, a la que se le reformuló la letra. Y el nombre es muy potente hoy en día, a pesar de que no está relacionado con el Covid, pero todos estamos buscando la cura en algún punto. Nosotros, en la música buscamos el refugio, y ahí nos quedamos pase lo que pase. De modo que para nosotros sin dudas que la música fue la cura”, contó.

El testimonio dio pie para que artista entrevistado cuente que cuando se separó Carajo, la banda de nü metal y  punk rock, el deseo de seguir relacionado a la música parecía menguar, pero luego, dijo, “por suerte ese estado duró poco y volvieron las ganas de componer”. “Para nosotros -amplió-, la música es como un antídoto que nos salva y donde ponemos las energías, el corazón, las historias, por donde transitamos nuestras vidas y por donde canalizamos”.

El que el grupo lanzó ahora es un disco virtual y así seguirá por el momento, pero Tery no descartó, más adelante, hacer un vinilo “si se alinean los planetas”. El esfuerzo hoy está puesto en los videos, en armar las giras y la decisión de la virtualidad refiere a una modalidad preferencial en que se escucha actualmente la música. “Tal es es más difícil que la gente escuche un vinilo que un CD, pero lo tenemos en la mente”, resumió.

Se dejó dicho que con el nuevo soporte, “Arde la sangre” resiente una característica que mostró en todos sus trabajos, referida a la gran estética y arte del packaging. “Hoy tenemos que hacer un malabar para poner esa calidad de trabajo en otro lado”, agregó. De cualquier modo se encargó de recordar que aunque el público sigue esperando el trazo musical y de arte que envuelve a un álbum de “Carajo”, “esta es una banda nueva en todos los sentidos”.

Como la nueva formación reúne dos guitarras, eso llevó al entrevistado a contar que se siente “más aliviado” y que siempre que compone lo hace pensando en la presencia de dos guitarristas, cosa que ahora, a diferencia de “Carajo”, ocurre con “Arde la sangre”. Reiteró el concepto de alivio y contó que cuando hay un solo, el encargado es, precisamente, Luciano Farelli, el otro guitarrista.

En la charla con el programa “Abrazo de rock”, de la radio pública de la capital entrerriana, se le preguntó en qué momento cambió su chip interno, en el paso de una banda a otra. “Carajo me va acompañar toda la vida, es hasta ahora lo más grande que he hecho y por cual ahora estoy acá; son casi 20 años de un espacio donde pudimos hacer música, giramos, tocamos y vivimos muchísimas historias que no puedo dejar de agradecer, además de todo lo que generó en la gente”, afirmó el artista y continuó: “cuando nos separamos hay gente que se puso mal, hay gente que se indignó y no no puede con eso, al punto que se siente mal uno por cargar con eso”.

Pregunta mediante, contó que hace poco se encontraron con una fan de “Carajo” que les mostró el brazo tatuado con las firmas de los tres integrantes. Ilustró la anécdota el grado de seguimiento que tiene la banda desintegrada. “La música tiene el poder de movilizar y la gente la toma, la agarra, para lo que sea: para divertirse, para cagarse de risa o si la agarra en un momento jodido a la gente, se termina aferrando a una canción”, se explayó al respecto.

Con humildad, llevado por unas preguntas, el artista habló sobre el modo en que muchos y muchas fans se involucraron con la banda antecesora, en un grado que quizás se repita ahora, con la nueva banda, porque eso lleva a pensar lo que contó, aquellos seguidores que, aún sin haberse presentado la banda, se tatuaron su logotipo. Un fan que prefiere el pelo corto o sin peso, se lo tatuó en la cabeza, frente a lo cual Tery se mostró “agradecido por ese gesto zarpado”.

En el tramo final de la entrevista se habló de la presentación en vivo, el 12 de noviembre, en el Teatro Opera, como primera presentación en Buenos Aires, pero que tendrá un arranque previo el 5, en Córdoba, el 6 en Rosario y el 7 en Santa Fe, la ciudad natal de Tano, el otro guitarrista, referenció. “Tenemos una gran necesidad porque hace muchísimo tiempo que no tocamos, y nunca nos hemos visto la cara con la gente. Eso es muy brutal y no sé qué va a pasar con el primer acorde que hagamos”.

Por último, el cantante dijo que de las 14 canciones del disco, su preferida es “Rebelión” por los riff y el metal, además que tiene un estribillo con melodía oscura e intensa. “Tiene mucha polenta y ansío tocarlo en vivo para ver qué cara pone la gente”, remató.

Tery habló sobre el disco de su nueva banda, “Arde la sangre” y se refirió al legado que le dejó “Carajo” Arde la sangre, la nueva banda de Tery.
Tery

Abrazo de Rock

Lunes a Viernes / 19:00 - 21:00

Marcelo Verón y Martín Echagüe