Noticias

Entre carencias de productos y aumentos de precios, las jugueterías buscan reinventarse

“La Navidad no será la de años anteriores, pero los comerciantes venimos subsistiendo y nos reinventamos permanentemente. Este es un momento para subsistir y pagar alquiler y sueldos, pero tenemos la esperanza de que en Navidad podamos vender. Desde ya que los números van a ser menores para todos”, dijo Betiana Curiotti, que es titular de una juguetería y presidente de la Cámara de Comerciantes del Microcentro de Paraná. En diálogo con radio “Costa Paraná” dijo que hay productos que aumentaron hasta un 40 por ciento desde marzo, pero que se consiguen juguetes buenos por 200 pesos.

Curiotti sostuvo que este año será diferente a todos los anteriores, pero advirtió que no se ha perdido la práctica de regalar juguetes a los niños y las niñas en Navidad. Sostuvo que antes un niño recibía un regalo de sus padres, de sus tíos y de sus abuelos, y que ahora quizás recibe uno solo, como regalo de todos ellos.

Sostuvo que hay precios de determinados productos que se incrementaron entre un 30  y un 40 por ciento, desde marzo. 

“Los comerciantes nos reinventamos y pensamos siempre en cómo atraer al cliente. Este año estamos totalmente abocados a una mayor oferta de productos para que puedan disponer de un regalo de 200 pesos o seis mil pesos”, dijo. Cuando se le preguntó qué se podía conseguir por 200 pesos, Curiotti mencionó, como ejemplo, un camioncito de Duravit. “Es una línea económica y muy linda que nombro porque todos conocemos”, apuntó.

“Los precios de los juguetes a veces asustan, pero ayer me asusté del precio del helado que tomamos”, dijo para indicar que el costo de vida en general ha subido notablemente y no sólo en el rubro que comercializa.

Tras reiterar que los comerciantes deben innovar permanentemente para mantenerse, la entrevistada contó: “Nos pasa que hay padres que nos dicen que sus hijos ya no juegan con juguetes, y preguntás y tiene seis años. Nos pasó que nos digan, ‘el nene tiene seis años, pero ya no juega con juguetes´. ¡Tiene seis años! Quiere tecnología, quiere un celular, una tablet. Nosotros entonces tenemos que reinventarnos. Por ejemplo, nos fuimos a librería, pero no hubo clases. Y nos fuimos al sector de bebés para sostener las ventas”.

La comerciante entrevistada dijo que con la pandemia y su consecuente cuarentena se vendieron muchos juegos de mesas. “No dimos abasto con los juegos de mesa. Se vendió mucho Monopoly, TEG, Rummy Burako, Juego de la vida, Jenga, que ha sido furor y está 600 pesos”, indicó para concluir que hay precios variados.

“Hay dos clases de juguetes: importados y nacionales. Los dos están complicados. Por pandemia estuvo cerrada la industria y hay falta de materia prima. Tenemos que buscar diferentes marcas para compensar lo de otros proveedores. No es fácil conseguir; es complejo. Y con respecto al importado directamente falta mercadería”, dijo al referirse a la situación reinante.

Luego, la entrevista giró hacia las preferencias de clientes y opciones que toman al momento de comprar. “Tenemos juguetes como una Lol o una Cry Babies. Las primera está a unos 3 mil pesos y las Cr Babies, que son unas muñecas que lloran, se le pone agua y caen lagrimitas; una mediana estamos hablando de 6.500 pesos”, ilustró.

“Los papás, los abuelos tratan de regalarle a los chicos lo que piden y pagan en cuotas para poder hacerlo. Es una lectura que cada uno podrá definir y resolver”, comentó.

Se le preguntó si hay juguetes que consideren aspectos inclusivos, no catalogado por sexos, ni que reproduzca la antigua postura de la división de juegos para varones y para mujeres. “Sí, hemos vendido disfraces de princesas para varones o bebotes para varones. Ayer una chica se llevó herramientas para una nena. Y me parece muy bien”, indicó.

De todos modos, dijo que no hay mercaderías que contemplen esa situación, sino pedidos concretos, como los mencionados disfraces.

“Nos ha pasado que por el Día del Niño se hacían colas. No podemos dejar pasar a más de seis personas. Va a ser complejo. 

 

Nosotros empezamos con todo lo que es convenio con tarjetas de créditos o tarjetas financieras locales. Ya empiezan desde el lunes con los descuentos, cuando antes esos convenios comenzaban 15 días antes de Navidad”, sostuvo.

“Justamente para que la gente se adelante. Nosotros tenemos todo preparado para lo que sea envíos a domicilios”, finalizó. 

Entre carencias de productos y aumentos de precios, las jugueterías buscan reinventarse Betiana Curiotti es presidenta de la Cámara de Comerciantes del Microcentro de Paraná.
Betiana Curiotti

Para Empezar

Lunes a Viernes / 07:00 - 09:00

Viviana Isasi y Gustavo Sánchez Romero